Informe Final de la CVR: Tomo IV: Sección cuarta: los crímenes y violaciones de los derechos humanos

octubre 30, 2014 § Deja un comentario

Capítulo 1: Patrones en la perpetración de los crímenes y las violaciones de los derechos humanos.

“Lima o el monstruo sin memoria” por Martha Meier M.Q.

octubre 29, 2014 § Deja un comentario

 Lima se desploma y arranca sus recuerdos de raíz. Ciudad sin memoria, sin espíritu

Lima se canibaliza, engulle casas y arboledas para escupir moles de concreto. Crece con edificios que emulan a los del Primer Mundo (“rascacielillos” los llamó el gran limeñista Manuel Solari Swayne, ‘Zeñó Manué’) y estos dejan a las grises calles aun más grises y en penumbra.

Lima se desploma y arranca sus recuerdos de raíz. Ciudad sin memoria, sin espíritu. Monstruo que crece como un tumor y pare hijos violentos.

« Leer el resto de esta entrada »

¿Caviar?, por Gonzalo Portocarrero

septiembre 11, 2014 § Deja un comentario

…solo desde un conservadurismo sin ilustración, y quizá cínico, se puede concebir que la lucha por la verdad, la honradez y la justicia sea extemporánea e inoportuna en el país…La Derecha peruana y el uso descalificador de la palabra Caviar.

 

http://elcomercio.pe/opinion/columnistas/caviar-gonzalo-portocarrero-noticia-1755856

Relatos Salvajes

agosto 31, 2014 § Deja un comentario

Relatos_salvajes-102488639-largePelícula que utiliza la violencia como entretenimiento para arrancar risas a espectadores que se ríen como chiquillos de banalidades. Desde el primer episodio ya nos están preparando para reflexionar sobre el comportamiento y las aflicciones que viven las personas en la sociedad moderna. Hay algunas escenas buenas, y es más, éstas tienen un claro mensaje contra la impersonalidad, el odio oculto y el salvajismo del ser humano. Aunque el cierre de la última parte alivia los momentos tensos de violencia, es un episodio interminable.

 

The Missing Picture

agosto 25, 2014 § Deja un comentario

Markham, el contrabandista de la quinina

agosto 20, 2014 § Deja un comentario

MarkhamHoy que la República Argentina pasa por un momento injusto le dedico este texto.

Es cierto que la historia la escribe el que gana. Un caso al respecto es la siguiente pequeña historia que se narra.

Entre los obstáculos que encontraron los países europeos para expandir sus imperios comerciales en el siglo XIX sobre las inhóspitas tierras del sudeste asiático y el interior del África, las enfermedades, como la malaria, la fiebre amarilla, entre otras, fueron algunos de los que más diezmaron a los exploradores y soldados franceses y británicos. Estos últimos, mejor enterados, gracias a sus investigaciones médicas, sobre las causas que hacían a sus empresas desistir de sus intenciones colonizadoras, encontraron en la quinina, un producto oriundo de los Andes, el paliativo con el cual prevenir el contagio de los diversos males.

Es así que conociendo la solución y necesitados de una cantidad suficiente para inmunizar a su ambiciosa soldadesca, el científico inglés Sir Clements Robert Markham, sacó en secreto, es decir de contrabando, puesto que la quinina era un producto único en el mundo, muchas semillas que terminaron cultivadas en sus colonias tropicales, para proporcionársela como medicina exclusivamente a sus huestes y así poder seguir expandiendo su libre mercado.

El poder y el imperio II

agosto 19, 2014 § Deja un comentario

Guerra 30 añosLa revolución militar consistió en la difusión y mejora de las armas de fuego, cambiando por consiguiente las tácticas, logística y otros aspectos de la guerra. Los oficiales se especializaron para dirigir a las diferentes unidades militares. Las armas de fuego cambiaron su mecanismo de explosión para expulsar una bala: del mecanismo de mecha a la llave de pedernal. Para 1630 Suecia puso en praxis la Artillería de Campaña sumada a la infantería con mosquetes y caballería. Con esta nueva manera de hacer la guerra los suecos sacudieron a los Habsburgos en la Guerra de los 30 Años. La repercusión social que tuvo esta nueva forma más completa de luchar incrementó la demanda de alistamientos, especializaciones y desarrollo de conocimientos militares. Posteriormente los reclutamientos incluyeron a nativos, quienes recibieron un entrenamiento europeo y cuyas costumbres fueron respetadas para asegurar la lealtad. Las fortalezas cambiaron sus diseños para defenderse de las nuevas estrategias de asalto que atacaban con cañones.

La batalla de Plassey entre el británico Clive, con tal sólo 800 hombres, y el indio Sirj ud-Daula, con cincuenta mil hombres, fue excepcional. Luego de sobornar a algunos generales indios los británicos consiguieron alcanzar la victoria, mientras que la lealtad de las tropas británicas era lo que los diferenciaba de los otros ejércitos. Los indios intentaron adoptar el nuevo sistema militar europeo (mosquetes, artillería, caños y desertores europeos que entrenaran « Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 768 seguidores